30 jul. 2007

Desvaríos del reposo, o del re-pozo que dejo en el sillón cuando me levanto!!

Siempre pasa que uno piensa en las cosas que pierde cuando está pesimista. Y cualquier enumeración en ese estado resulta excesivamente tenebrosa sobre todo si se remonta al pasado no inmediato y se mezcla con la típica nostalgia de las edades y etapas pasadas. Pero me pasó que hoy, que estoy - por qué no decirlo – optimista, intenté hacer una lista de las cosas que perdí, concentrándome justamente en lo que me gusta haber perdido. Resultó encantador, sobre todo porque puedo ver que lo qué más perdí fue una lista interminable de miedos, de todos los colores y sabores, que para decir verdad no eran útiles para nada.
Los miedos rojos por ejemplo, que te queman la cabeza, y son tan dulces que te empalagan al punto de no dejarte pensar. Y ni hablar de los miedos azules; esos que traen escalofríos, y sabor amargo entre los dientes, y no dejan dormir de noche. También están esos miedos naranjas que son entradores, y hasta se pueden confundir con la melancolía dulzona del atardecer, pero no, son fuertes y terminan en angustias severas, agrias y difíciles de controlar. Están también los miedos amarillos, que se confunden a veces con los naranjas pero después se vuelven más agrios y terminan dándote una acidez estomacal horrorosa. Los miedos verdes por ejemplo, te sientan como desabridos, hasta ecológicos en apariencia, pero después en su punto más álgido, por esos misterios que tienen las sensaciones, vienen con unas ganas irrefrenables de llorar… Alguna vez, alguien me dijo que tuvo un miedo gris, y no le pregunté que gusto tenía, pero estoy segurísima que al tacto era rugoso. Un amigo mío decía que cuando tenés miedo se te pone la mente en blanco y la visión en blanco y negro… a mi no me pasó nunca… pero puede ser… Otro amigo que vive en Italia, decía que el miedo a la soledad tenía el color de la tristeza y que para cada uno es un color distinto…, y me pareció muy lógica su apreciación.
Para mi los miedos tienen color , sabor, y hasta son distintos al tacto si uno está atento como para reconocerlos... pero ....qué se yo, me fui de tema me parece… son las hormonas, no hay caso...

9 comentarios:

Carito dijo...

Precioso Tilvy.
Les deseo a los 5 alegrias arco iris.

Fredy el inculto dijo...

tilvy tomá más líquido así no ves tantos colores juntos, jajaja
Besos a las dos diosas
Fredy

martu dijo...

una vez tuve un miedo blanco, mezclado con gris, porque creí que estaban entrando a mi casa para afanar. Por suerte me equivoqué!!! Saludos chiquis

Anónimo dijo...

Sole dice:

A mi me dan miedo los violetas oscuros....
Esto de los colores será por el embarazo?, porque yo tambien espero (solo uno- Joaquín) y me parece que estoy medio pirucha como vos. Serán las hormonas?. Mi temor violeta es que esto siga despues del parto (dice mi psicóloga que es pior todavía)y que se transforme en un miedo púrpura.......
Sin dudas, además de embarazadas y felices, estamos RE PIRUCHAS!!!!!

Saludos

PD: Vamos a necesitar más de un psicólogo despues. El tema es que entre pañales, leche, ropa, etc. no creo que sobre para esos profesionales.
Mis parientes están bastante tacaños... Bueno Dios proveerá

Tilvy dijo...

carito: gracias!!Me encanta el arcoiris, hace mucho que no veo uno...

fredy el inculto: tenés razón pruebo a ver si ayuda. Besotes

martu:menos mal!!!!que momentossss. Besitos

Sole: más respeto con esta pirucha eh !! Y sí, definitivamente LAS HORMONAS influyen en TODO!!!
Los parientes suelen comportarse de ese modo, así que no te angusties. Un buen terapeuta no te abandona por falta de $$.
Besos gigantes y fuerza con esa panza, todo va a estar biehn.

Roma. dijo...

Es cierto, un buen analista apuesta al deseo del paciente a analizarse.
Un abrazo a esa familia gigante que se avecina!!!
Visitenme!!!http://mamispordos.blogspot.com/

Maxi Galin dijo...

A Ella la conozco en persona por los talleres de escritura de Alejandro, y vuelvo a toparme con el blog por otro lado.
Simplemente pasé por aquí, me encanta lo que escribís, y fuerza en la tarea titánica que estás emprendiendo.
Mis miedos no tienen colores, son personajes en escena: el maxi quejoso, el castrador, y sin dudas el que más pega cuando viene, el negativo.
Con ayuda de quienes me rodeo voy encontrándole la vuelta.
Lo contrario del amor no es el odio, es el miedo. COn amor todo se puede. Fiel muestra son ustedes.
Beso.

Tilvy dijo...

maxi galin: que loco esto que pasa con los blogs. Me alegra que te guste. Y cierto, con Amor todo se puede; la idea es rodearse de gente que te haga bien en todos los sentidos, estamos de acuerdo, así la vuelta se la encotrás seguro.
Mil gracias por la onda, y bienvenido.

Anónimo dijo...

Miedos coloridos.. por lo menos tienen matices para diferenciarlos y no enredarse en una multiplicidad de cosas no???? que bueno que los hayas perdido por el camino..... eso significa que creciste y mucho.... colorida.. pero creciste....
Las quiero, las extraño...
Celeste (el color que no es problema!!!jajaja)